En este artículo descubrirás y entenderás, por fin, porqué las fotos que ves en las cuentas de las/os bloggers, influencers, famosos y también de los “petfluencers” que sigues parecen profesionales y, ni son fotógrafos, ni tienen a uno detrás 24 horas/365 días.

Hazme una foto, así, como que no me doy cuenta


Como ya sabes, Instagram es la red social por excelencia y la cuna del “postureo” en la que abundan cuentas de todo tipo que llegan a atesorar a miles e incluso millones de seguidores. Sin embargo, como también sabrás, no siempre es todo como lo pintan y en las fotos de los influencers y de los famosos también hay truco. Algunos de ellos tendrán la suerte de poder subir siempre fotos realizadas por un fotógrafo profesional, pero en la mayoría de los casos, son ellos mismos los que se hacen las fotos o piden a amigos, familiares o pareja que se las hagan. No obstante, aquí no acaba la jugada. Una vez hecha la foto, seguramente después de unos cuantos intentos, toca editarla y es aquí donde nos vamos a detener.

Editando que es gerundio


¿Qué es editar una foto? Editar una foto significa ajustar o modificar ciertos parámetros mediante un programa de procesado de imágenes con la finalidad de mejorarla dependiendo de para qué la vayamos a utilizar.

No hay cuenta en Instagram con gran número de seguidores que se resista a que las fotos de su muro tengan un look uniforme, que sea atractivo para su audiencia y que pudiera parecer que sus fotos están hechas por un profesional, pero eso sí, sin gastar un duro. No importa que la foto esté un poco desenfocada o que compositivamente la imagen sea un desastre, lo que importa es generar contenido, publicarla y que el estilo sea el mismo o parecido, es decir, que tenga un toque “personal”.


La originalidad de lo uniforme


Las ediciones surgieron, como comentaba, para simular una fotografía profesional a bajo coste y para diferenciarse de la “competencia” de otros instagrammers. Su razonamiento se basa en que, si tienes “mejores” fotos, te seguirán más personas. Esto da lugar a una paradoja puesto que tratan de darle una apariencia similar y un estilo concreto a todas sus fotos para, curiosamente, marcar la diferencia y atraer nuevos seguidores e incluso marcas que quieran esponsorizarlos.


El secreto está en las apps


¿Cómo editan los instagrammers sus fotos? Pues la respuesta es sencilla y para todos los públicos. Basta con utilizar las herramientas de edición de la propia aplicación de Instagram y añadirle algún filtro de los que encontrarás en la app. Si quieres que todas tus fotos tengan el mismo acabado, o al menos, lo más parecido posible, sólo tendrás que aplicarles siempre el mismo filtro. Obviamente, hay más factores que entran en juego en esto, pero eso da para otro post. Si quieres profundizar un poco más, existen otras aplicaciones también gratuitas que añaden otras herramientas mucho más interesantes. Estas aplicaciones son Lightroom y Photoshop y ambas son gratuitas tanto para Android como para Apple. En Lightroom, además de las herramientas básicas, también puedes cambiar el tono de algunos colores como por ejemplo el verde para suavizarlos o darles más saturación, por ejemplo. En Photoshop, que no tiene prácticamente nada que ver con la versión de ordenador, encontrarás un abanico enorme de filtros para aplicar a la foto, entre los que estoy segura de que te costará elegir y no precisamente porque no te gusten.

Manolo y Benito, edición profesional s.l


Como en muchas áreas y aunque esto no es nuevo, siempre surgen individuos que sacan un beneficio de todo lo que pasa por sus manos y con este tema no iba a darse una excepción. Recientemente, he observado que hay gente ofreciendo “edición profesional” sin ser profesionales y con unos resultados muy alejados de los que de verdad serían profesionales.

En la mayoría de los casos, lo hacen de forma gratuita, por entretenimiento o por ganar seguidores, pero, en cualquier caso, no deberían llamarlo así puesto que confunden y engañan a la gente.

Una edición profesional no es aquella que te realizan con una aplicación gratuita, aunque sea una buena edición, que no digo que no las haya. Si quieres una edición profesional, has de tener en cuenta que ésta está realizada por una persona que se dedica a ello y que utiliza un software profesional, de pago y con un equipamiento especial para ello. Es hora de que se empiece a apreciar el esfuerzo que supone tener todo ese equipo y que se aprenda a diferenciar la hierba de la paja. Si buscas una edición para tus redes sociales, contacta con un profesional. En mi caso, por ejemplo, dispongo de bonos de edición para las fotos de tu peludo instagrammer.

¡Que la edición nos acompañe!


Podría seguir hablando del tema, de los editores chapuza y de Instagram, pero sería un post demasiado largo, así que, lo dosificaré en varias entradas. Si te ha gustado y quieres animarme a seguir escribiendo puedes compartirlo en tus redes sociales. Si no te ha gustado…¡Nah! Si no te hubiera gustado no habrías llegado hasta aquí leyendo, así que, gracias por leerme. ¡Te espero en el siguiente artículo!