Hasta siempre

En esta sesión tan emotiva prima la obtención de bonitos recuerdos y de detalles de tu mejor amigo para que puedas verlos y reverlos cuando ya no esté.

Por experiencia propia sé que ver fotos de nuestro peludo es una gran ayuda para superar el duelo por su pérdida. A pesar de que pueda parecer una sesión triste, es una experiencia en la que le daremos una despedida como se merece, haciendo lo que más le guste (siempre que su salud nos lo permita): un paseo por el parque, una siesta al sol, su juguete favorito, etc.

Las sesiones pueden realizarse a domicilio, en estudio o al aire libre dependiendo de la salud de tu animalito. Por otro lado, debido al carácter especial de estas sesiones, no se puede precisar una duración determinada, ni tampoco un número específico de fotografías ya que dependerá de la disposición, salud y característica propias del animal y de la actividad a desarrollar pero aún así, estoy segura que cada una de las fotos te parecerá un tesoro cuando ya no esté.


Quizá quieras ver otras sesiones